viernes, 5 de febrero de 2010

Amigos incómodos

Leyendo y releyendo por ahí, me he encontrado con una curiosa noticia ocurrida hace ya tiempo y de la que nada he sabido hasta ahora...
La cuestión es que el cantante de Taake, Host, provocó un escandalo al salir a escena en un concierto en Essen (Alemania) en 2007 con una preciosa esvástica dibujada en su pecho. Esto costó, entre muchas otras cosas, la suspensión de toda su gira por Alemania, incluyendo una actuación en el Rägnarok Festival. Las críticas arreciaron entre los fans alemanes de tan sulfuroso grupo, acusandolos abiertamente de nazis.
Pues bien, un canal de televisión alemán emitió un documental en el que vinculaban todos estos factores: Taake, nazismo, Alemania, festival de música. El resultado: el documental acusó al Rägnarok Festival de ser un festival en donde se hacía apología del nazismo, hecho demostrado por ser un evento que llevaba a bandas como Taake. Esto coincidió con un momento en que el festival había declarado publicamente su intención de virar desde una dirección blackmetalera a una más orientada al pagan, folk y viking metal... El canal de televisión intentó descaradamente criminalizar todo el entorno del pagan, folk y viking metal. Las protestas surgidas tanto por los aficionados como por el propio festival (que desde entonces proclama a los aires su total despolitización) hicieron que el canal de televisión se retractara, pero quizás la duda estaba ya sembrada...

La reflexión en la que esta vez me quiero sumergir es precisamente esta. Después de un año y medio al frente del blog y empezando a conocer como voy conociendo las entrañas de esta música, he llegado a la conclusión de que lo que podriamos llamar aficionados al metal extremo (black, pagan, folk y viking metal) es realmente un heterogeneo colectivo de personas. Ya sé que muchos pensareís "mira este, acaba de descubrir América"... Bueno, dejadme que me vaya explicando.
En este mundo en que todo ha de estar clasificado bajo una etiqueta (y yo soy el primero que caigo en ello muchas veces), hemos tendido a pensar que escuchar este tipo de música conlleva a imaginarse individuos oscuros, con barbas, vestidos con ropajes raros, de caracter huraño, retraido, melancólico e incluso psicótico... Pero con el tiempo, quizás todos vamos aprendiendo de golpe que no solo no somos así, sino que esta música comienza a llegar a personas que quizás, nunca sospechariamos que son aficionados a este tipo de música: padres de familia, metaleros clásicos, aficionados a la naturaleza, estudiosos de lo ancestral y/o pagano, gays... y fascistas.
Bien, nos vamos metiendo en harina. Fascistas. ¿Que cojones harán los fascistas oyendo metal extremo? Todos sabemos que en un año tan lejano como 1991 surgió en Alemania una banda llamada Absurd, que se convirtieron en los creadores del NSBM. Este género se caracteriza por introducir letras explicitamente racistas, arianistas, supremacistas o antisemítas sobre una base musical puramente black metal. Años más tarde, este género se entremezclaría con el RAC, como los propios Absurd, que han bordeado NSBM, RAC y oi! un montón de veces.
Con el surgimiento de los géneros pagan, viking y (en menor medida) folk metal, los grupos de ideología fascista hallan un nuevo campo de expresión, quizás mucho más amplio que black metal más ortodoxo... pero también más ambiguo, más discreto. Así, la escena de estos géneros esta llena de bandas sobre las que han caido numerosas acusaciones de "nazis": Ancient Rites (quienes han sufrido dos injustisimos boicots en España por culpa de los amables "progres"), Kalevala, Forefather, Nazgul, Frangar...
Pero hay otros muchos grupos que no solo si reconocen su militancia en ideas fascistas, sino que todos ellos han sido capaces de vertebrar todo un movimiento que les agrupe y que les está consiguiendo dar una visibilidad entre los aficionados al metal extremo que de otra forma no tendrían. Por ejemplo, Temnozor o Kroda son dos bandas de sobra conocidas por casi todos, pero son explicitamente nazis. El Frente Pagano comienza a tener una aureola de mito comparable a la del Inner Circle (que jamás existió), e incluso comienzan a despuntar sellos discográficos especializados en estos grupos, como Darker Than Black Records o Stellar Winter Records.
Precisamente, me estaba planteando muy seriamente unirme a través de este blog al Heathen Circle (ya que el Frente Pagano no se ajusta para nada al concepto que tengo yo ni de la música ni de la vida en general), pero el problema es que tampoco estoy totalmente seguro de que no haya elementos NS en este colectivo. Y esa es la conclusión que, personalmente, prefiero extraer: un pequeño cúmulo de indicios ha acabado por criminalizar estos géneros musicales, y ahora todo parece estar contaminado de cierto tufo NS. No es que se nos preste más atención o menos, o que nos importe o no; al menos a mi me da igual lo que digan de la música que oigo: sé lo que pienso yo y con eso me basta, e imagino que al 95% de vosotros le pasará lo mismo.
La pregunta que quiero dejar para el debate es: el hecho de que haya músicos y aficionados NS en el metal extremo, ¿es culpa nuestra? ¿o es que el género se ofrecía propicio para ser adoptado por personas de esta ideología? ¿o quizás es que su situación al margen de toda otra expresión cultural resultó idonea para una ideología igual de marginada y alienada? Me inclino por las dos últimas...

Por otro lado, deciros que me he abierto un perfil en last.fm, donde tendremos una nueva vía de comunicación entre los lectores. Además, allí tendreís pistas también sobre cual es la dirección del blog, pero no os fieis de lo que oigo, tiendo a ser muy plural en este caso... También, aquellos que tengaís perfil en esta red podeís dejarme sugerencias para mejorar el blog, temas a tratar o nuevos grupos a los cuales seguir la pista, lo que sea para hacer este blog cada día más grande.
Un saludo a todos, pronto nos vemos

4 comentarios:

Dani dijo...

Una de las cosas que me gusta de este blog es que se mantiene al margen de la política, y me parece bastante acertado al ser un género que admite ideologías muy distintas.

Lo de criminalizar el género por culpa de algunos sucesos aislados no me sorprende, es la tendencia de los tiempos que corren. Hoy en día no se permiten cosas de ese tipo, en cambio los de Joy Division usaban parafernalia nazi sin despertar demasiada polémica ni acusaciones, simplemente era parte de su espectáculo. Tal vez el problema sea que en este caso el tipo ese lo hacia convencido de sus ideas.

Respecto al fascismo en el metal, siempre lo ha habido, o al menos viene de muy atrás. Sin embargo siempre ha sido minoritario y algo marginal. Puede que el metal extremo sea adecuado para una ideología radical de este tipo, o al menos más que otros estilos (habría que ser gilipollas para hacer NSJazz XD). El problema es que intenten etiquetar todo el género con estas ideas.

Grilo Do Demo dijo...

¿Kalevala? O.O ¿Los rusos saltarines? Dioses, dentro de poco llamarán nazis a Iron Maiden...

No sabía que Kroda fuera un grupo nazi, tenía mis dudas al principio pero la verdad es que no encontré nada que me lo aclarara, ni a favor ni en contra, así que di por hecho que no.

Respecto a tus preguntas, creo que lo de "minoría que se buscó música minoritaria" tiene bastante sentido, pero aún me parece más plausible lo de que el género se presta a eso. Es muy fácil pasar del nacionalismo a la xenofobia, de defender tu cultura a rechazar las demás.

No se me malinterprete, no digo que una cosa tenga que llevar necesariamente a la otra (uno puede mirar antes por su propio beneficio que por el del vecino, pero no por ello tiene que matar al vecino, de hecho hasta pueden llevarse bien), pero tanto el nacionalismo/conservación de tradiciones/interés por la mitología/etc como el nacionalsocialismo son posturas minoritarias; y si existe la posibilidad de que la segunda surja de la primera, mucha gente las va a relacionar sin pararse a mirar si tiene sentido o no.

El otro día vi un caso parecido en un foro, un chaval tenía un avatar con la rueda del Sol o como se llame el círculo ese con una cruz dentro y medio foro empezó a sospechar... No pasó nada, porque el chaval enseguida negó toda relación, y ahora sigue en el foro y todos tan contentos; lo que me jode es que enseguida salte la alarma, es una gran putada para los interesados en el paganismo. Hasta yo mismo empiezo a ver cosas donde no hay, a veces...

world_doomination dijo...

El metal extremo tiene una violencia y agresividad tan inherentes que, en mi opinión, parece que influye mucho a la hora de atraer a esos individuos en busca de vehículos musicales.

juan dijo...

¿Por qué los fascistas se acercan al Pagan?:Pues muy sencillo.Cuando no existia el metal hubo una logia arianista,llamada logia de Thule,que creo el NSDAP(no al revés).Cuando no existía el metal,ya los wandervogel caminaban por los campos alemanes.Cuando no existía el metal ,Serrano ya se juntaba con Gustav Jung para hablar de paganismo.Cuando no existía el metal,Evola publicó su Imperialismo Pagano.Cuando no existía el metal,Eliade publicaba sus estudios sobre las religiones.Cuando no existía el metal,Nietzsche rompió con el cristianismo secular del siglo de las luces(marxismo y liberalismo),que un filósofo nacionalsocilista como Heidegger,el mejor del siglo XX y el que mejor que entendió a Nietzsche,supo ordenar sus tesis en una nueva cosmovisión filosófica.Pero vamos,cuando ya en los años 80 los calvos cantaban al paganismo,el metal lo hacia a Satán.

En suma,el fascismo no fue más que una revolución pagana,aunque estuviera recubierta de crucifijos,como en el caso de Falange.Y uno puede que no comparta ideología con los fascistas,pero si filosofía.Normal que los progres ataquen como lo hacen.Os aconsejo veais en you tube a Farrerons,Serrano,Ernesto Milá, etc....Yo pensaba otra cosa,pero viendo las cosas razonablemente, todo cuadra.

Por cierto,los "nazis" están ahora en contacto con lideres negros como Kemi Seba o Emilie Bomba(leed sobre ellos),con lo que muy racistas no serán.

Followers

PD en Last.fm

Leave your comment!

Althing