miércoles, 25 de agosto de 2010

Un peligroso amigo

Hoy, mientras me hacía una pequeña lista de reproducción en el Winamp, me dio por ojear así de corrido los diferentes grupos que formaban la lista, la mayoría de ellos primeros nombres del género, y fue cuando reparé en la cantidad de bandas presuntamente NS que oigo. Algo extremadamente curioso si tenemos en cuenta que estoy en contra de más del 90% de las tesis de esta ideología.
Pero estoy seguro que esta situación os habrá pasado a muchos de vosotros a lo largo de los años, sobre todo cuando vamos descubriendo más y más bandas y algunas de ellas resultan tener ideas un tanto peregrinas. Esto me pasó en su día con bandas con Nokturnal Mortum o Graveland. Cuando accedí a su material tenía la sensación de tener en mis manos un material casi clandestino y peligroso, como si fuera una especie de miembro de un grupo skin que hubiera conseguido una antigualla de la II Guerra Mundial. Con el tiempo me di cuenta de dos cosas: la primera, que el material de Nokturnal Mortum o Graveland es fácil de encontrar (apropiadamente buscado) y que oír a estas bandas no te convierte en uno de ellos. Mucho más tarde y por circunstancias que aquí no vienen al caso, recibí de manos de un skinhead nazi un CD con material de Temnozor, Wolfnacht, The Shadow Order, Capricornus o Ultima Thule. Y entonces entendí muchas cosas. Tras una pequeña búsqueda de letras por Internet me di cuenta que muchas veces no es la música, sino lo que quieras entender en esas letras.
Esto me trajo a la mente una discusión que compartí con cierta persona que pilota como mil veces más que yo de black metal (era miembro del staff de Rafabasa.com) y con otro colega que de cuando en cuando se sigue pasando por este blog sobre el NSBM. A ninguno se nos escapa que esta música se comercializa. Y tampoco se nos escapa a donde va a parar el dinero que se obtiene de esas ventas. Por supuesto las discográficas que publican NSBM generalmente publican solo este género, y están llevadas por personas NS, sino directamente por skinheads que tienen catálogos tanto de NSBM como de RAC u Oi!. Y ese dinero que sacan estas discográficas servirá en muchos casos para editar fanzines, libros, pagar locales de reunión, y a lo peor, podría ir a parar a organizaciones políticas de extrema derecha en toda Europa. En definitiva, ayuda a financiar el IV Reich.
La discusión giraba básicamente en torno al dilema moral que se puede plantear a la hora de comprar un disco de estas bandas. Por ejemplo, es sabido que Drudkh está compuesto por músicos que profesan ideologías NS (aunque no lo expresen en su música, o al menos no de forma explicita). Los discos de Drudkh  son de una gran calidad musical, merece desde este punto de vista comprarlos. La pregunta es: ¿ compraríamos esos discos sabiendo que una parte de lo recaudado va a ir a financiar actividades de grupos NS? Pues hubo opiniones para todos los gustos, desde personas para las que la ideología política de un grupo es indiferente en su música hasta personas que se niegan a ser participes de tal actividad.

En general, pienso que dentro de los que seguimos el black metal, el pagan metal y todos sus géneros derivados hay mucha más gente NS o afín al NS de lo que pensamos y estamos dispuestos a aceptar. Yo mismo soy consciente de que este blog ha sido visitado por personas de ideología NS, e incluso conozco el caso de un colega (del que por desgracia me he ido alejando con los años) que ahora exhibe unos gustos y estéticas muy cercanas al NS y que es furibundo seguidor del black metal y derivados. Incluso hay enlaces desde este blog a otros blogs con contenidos NS. Yo mismo, sin darme cuenta de ello, he aceptado casi como natural que haya elementos vinculados al NS que se han ido introduciendo en este blog. Y no tengo ninguna intención de retirarlos, porque para mi la política y la ideología son temas aparte de este blog. Quienes me conocen de cerca saben de sobra que mi forma de pensar está muy alejada del nacionalsocialismo, de modo que nunca entrará en este blog al menos con una intención claramente apologética. Pero tampoco soy un pusilánime de los que opinan que el simple hecho de hablar de ello es darle   cierta publicidad. Lo siento pero eso solo cabe en mentes extremadamente fanáticas.

¿Que hacer por tanto? Para muchos de nosotros el NS nos es ajeno en muchísimas facetas, incluso contrapuesto. Pero lo queramos o no, es un vecino con el que hay que convivir. Me parece un error que por una toma radical de posición política nos neguemos a oír bandas compuestas por músicos nazis o que editen a través de compañías NS que sean de indudable calidad (como Temnozor o  Drudkh). Igualmente creo que a la hora de comprar un disco deben de primar los criterios musicales, no los políticos. Pero esto es un poco una cuestión moral de cada uno.
Dejo el guante un poco así como arrojado. Realmente prefiero que se arme un poco de debate, que como siempre estará abierto a todo tipo de opiniones, siempre que se no se falte a nadie.
sábado, 21 de agosto de 2010

Novedades 2010 (XI)

ALTAR OF PLAGUES - "Tides" [EP] (Profound Lore / Candlelight)


Llega un nuevo EP desde la fría y lluviosa Irlanda, a cargo de los no menos frios Altar of Plagues, una banda que sigue con fidelidad los pasos marcados por sus compatriotas Primordial.
"Solo" dos canciones están presentes en este logrado EP, y entrecomillo la expresión porque las dos canciones duran en cuestión 15 y 19 minutos respectivamente. Y en ellas podemos encontrar un frío y técnico Black metal con inspiraciones doom muy acusadas. Lo cierto es que este es un estilo que me va tirando cada vez más, y es por eso que no se me hace muy pesada la vomitona de melodías, riffs, cambios de ritmo y oscuridad musical que se cierne sobre el oyente. Más bien, la combinación de todos estos elementos forman un EP muy movido, que no agota y que se hace dinámico con los cambios de ritmo. Quizás su único defecto es que haya momentos en que pasa un poco desapercibido, que puede hacer perder la atención del oyente y convertirse en algo de fondo.También le falta ahondar un pelin más en atmosfera, si es que esa era la intención del grupo.
Sobre la producción poco se puede decir. Tiene un sonido muy organico, quizás con deficiencias de calidad, pero que logra sonar auténtico y muy directo, sin demasiados artificios, aunque la instrumentación se puede distinguir perfectamente. En fin, que ha logrado un perfecto equilibrio para no sonar ni muy artificial ni demasiado guarro y casero.
Por ir resumiendo: buen disco de una banda a la que no tenía yo demasiado controlado hasta ahora, pero que sin duda promete más y mejor en el futuro. Le pondré en mi lista de "a seguir"...


KAARNEKORPI - "Ukon Mahti" [EP] (Autoproducido)


Nuevo EP de los finlandeses Kaarnekorpi, una desconocida banda de pagan / viking / folk metal. Y en este caso, ahondan en la linea de sus anteriores demos. Solo 19 minutos de música repartidos en cinco temas conforman este EP, un álbum que realmente no va a pasar a la historia de la música, ni siquiera a la del género. Album ramplón, sin pretensiones ni gancho, casi lanzado por que al grupo le apetecía editar algo, con una portada que podría calificarse de infame. Quizás uno de los peores efectos del disco es que Kaarnekorpi se convierten en uno más de los grupos finlandeses que poco a poco va coqueteando con el death metal melódico más rancio y aburrido que se puede encontrar y olvida sus raíces más paganas y folkies, motivo por el que en su día decidí incluirle en la lista de álbumes a comentar. Ahora se demuestra que fue un error.
Bueno, la producción puede pasar por aceptable si tenemos en cuenta que el EP ha sido autoproducido y que no cuentan con el apoyo de ninguna discográfica (y después de esta demo a nadie le debe extrañar esto). Los teclados son los protagonistas de las canciones, con melodías que pretenden ser evocadoras, pero que acaban sonando a los teclados gitaneros de los primeros Children Of Bodom, solo que encima mal. El resto de la música es un amasijo de sonido que logra sonar hasta bien en algunos momentos en los que el mezclador se aclaró un poco.
No ha sido el mejor lanzamiento del mundo, señores de Kaarnekorpi. Sus anteriores trabajos prometían algo más, pero ya vemos que no. En todo caso, aun tienen capacidad de corregir su rumbo, cosa que espero que hagan...


SKYFORGER - "Kurbads" (Metal Blade)


Reconozco que lo viejo de los letones Skyforger no se cuenta entre mi material favorito publicado, más bien me parecen discos un tanto indecisos y carentes de sentido en general. Pero con este "Kurbads", nada de eso se da.
Más bien lo contrario, un disco enorme, muy orientado a la vena más folk del grupo y dejando de lado experimentos raros que hicieron en el pasado con el death o el thrash metal. Las canciones recuperan cierta evocación épica y ancestral, sensación que las letras en letón aumentan, al menos de cara a un occidental. No hay nada dentro de la instrumentación del disco que esté dejado al azar y que por tanto suene mal: unas guitarras muy contundentes pero a la vez delicadas, melódicas; una batería perfectamente calculada, sin estridencias y con un ritmo muy bien llevado, y la magnifica colección de instrumentos folk de la banda, que vuelven a estar perfectamente llevados, bien incrustados en la composición y que logran dar el aire folk y antiguo a la música. Las pistas son mejores al principio del disco, pero las pistas 9 y 10 están entre lo mejor del álbum. Me recuerda en cierto modo al último disco de Suidakra, no musicalmente, pero si en el sentido en que cuando lo más fácil es cansarse, Skyforger logran colar dos canciones que vuelven a llamar la atención y a interesar al oyente. Entre lo peor del disco no cabe duda: la portada es simplemente horrible.
Sobre la producción, es muy delicada y exacta. Se ha escogido un sonido un pelin más opaco, huyendo de las producciones nítidas y luminosas que se llevan ahora, con un sonido de guitarras algo más pesado, una mayor gravedad en la tensión de los parches de la batería y bajando un pocola voz y los instrumentos folk, de modo que no queden mucho más altos que la guitarra. El conjunto final es muy armonioso, y aunque no resulte muy nítida (lo que no quiere decir que sea una producción más sucia, simplemente diferente) queda muy muy bien para el aire general del disco.
Para resumir, este disco de Skyforger es una concesión al lado más folkie de la banda, pero por otro lado es de los más centrados e inspirados del grupo, se nota que tenían la musa de su lado. Desde luego es bastante interesante y creo que no le va a faltar demasiado para que esté entre los mejores discos de folk metal del año.
jueves, 19 de agosto de 2010

El significado de los nombres de bandas (A)

¿Caprichosos? ¿Molones? ¿Frikis? Muchas veces, y especialmente en el metal extremo, es frecuente que haya bandas cuyas nombres provoquen cierta hilaridad entre los oyentes profanos en la materia, o que directamente tus colegas te acusen de haberte inventado el nombre de la banda en cuestión.
Pero no. La verdad es que los grupos vienen a ser bastante... raros a la hora de elegir un nombre para sí mismos. Así que abro hoy una pequeña serie de entradas en las que explicaremos el nombre de algunas de las bandas. Estoy muy seguro de que un buen número de ellas no necesitarán de ninguna explicación ya que son del dominio público. Pero bueno, siempre puede quedar alguien por ahí que aun no se haya enterado o que simplemente nunca se haya interesado por tales cuestiones. Pues a ellos va esta entrada, empezando con la letra A:

ABIGOR: El nombre de la afamada y mítica banda austriaca proviene de uno de los Grandes Duques del Infierno, según el Ars Goetia. Sería un señor militar y encabezaría 60 legiones de demonios. Parece que tenía la capacidad de alterar el futuro y era invocado por lo general por señores y caballeros. Se le representa con una lanza y sobre un caballo con alas de murciélago.


ABRAHEL: Ya hemos hablado alguna vez por aquí de esta prometedora banda barcelonesa de Black Metal. Pues bien, como ellos ya saben, Abrahel es una demonio femenina cuyas características la vinculan con el mundo de los sucubos. Cuenta una leyenda que en 1581 Abrahel sedujo a un joven pastor de nombre Pierrot en una aldea cercana al Mosela. Abrahel se entregó a este pastor a cambio de la vida del hijo del pastor, al que mataría con una manzana envenenada. Al darse cuenta de su error, Pierrot desesperó y Abrahel le ofreció la resurrección de su hijo a cambio de que el pastor la adorase como Dios. Así lo hizo Pierrot, y el nño volvió pero con una apariencia cadavérica. Al año el demonio dejó el cuerpo del niño, que murió instantáneamente. La historia de Abrahel es narrada por la banda del mismo nombre en sus lanzamientos.


ABSU: Nadie desconoce quien es esta banda de culto norteamericana, que ha tocado casi todos los palos del metal extremo. Pero que fue Absu es algo que parece ser más desconocido. Absu es el nombre que se le dá a una extraña entidad que aparece en la cosmogenesis de la mitología sumeria. Según el Enuma Elish, Absu fue una deidad que simbolizaría una especie de gran oceano sobre el que se asentaría toda la tierra emergida. Este Absu se revolvería contra la intención del dios Marduk de coronarse rey de los dioses y sería responsable indirecto del Diluvio narrado en el mismo relato.


ACHERON:  Siempre he pensado que esta banda norteamericana de Black/death metal se merecía más fama de la que realmente disfrutó. Pero su nombre ya anunciaba su camino: Acheron quiere decir "río de aflicción" en griego, y se suponía que según la mitología helenica, era uno de los cinco ríos que recorrían el Hades, el infierno de los antiguos griegos.


AEGIR: ¡Que cachondillos al escoger su nombre estos suecos! Aegir fue un gigante de la mitología nórdica, al parecer ser está directamente relacionado con la elaboración de cerveza. Sin embargo, representa el papel de rey de los mares, y sería de la espuma de los mares de donde salió la cerveza, de ahí que en la Lokasenna se diga que su santuario es rico en barriles de cerveza. Aegir tuvo nueve hijas muy juguetonas, y serían ellas las que provocarían la mayoría de los desastres oceanicos.


AES DANA: Esta banda de celtic metal de origen francés se va por las batuecas a la hora de poner su nombrecito de marras. Los Aes Dana o Tuatha de Danann son una raza de la mitología irlandesa, los quintos moradores de la isla, procedentes de un sitio denominado el Fir Bolg. Parece que estos Aes Dana  han jugado diferentes roles según el texto: serían desde dioses que libraron guerras míticas contra los Fomor (en este caso identificados con ciertos dioses celticos) hasta reyes mortales que pudieron regir Irlanda en el pasado, según las fuentes escritas cristianas.


AGARTHIA: Bajo este nombre se conoce a una banda de NSBM griega, pero su significado es aun más complejo. Según ciertas tradiciones centroasiaticas, el Agarthia sería un reino subterráneo constituido por galerias, que se habría extendido por todo el mundo. Este reino será presuntamente el más poderoso del mundo. Muchas de estas ideas tradicionales fueron corrompidas por el nazismo, que sintió auténtica pasión por estas teorías esotéricas (habrá más información sobre esto en el articulo sobre NSBM que estoy preparando...).

AHRIMAN: Aunque hay tres bandas bajo este nombre, aquí se hace referencia a la de origen húngaro. Ahriman también es conocido como Angra Maniyu, y en la religión zoroastrica es considerado como la antitesis de Ahura Mazda o todo lo que es malo en el ser humano.


AKALLABETH: Existen cuatro bandas con este nombre, pero solo una se acerca a la temática de este blog, la que tiene nacionalidad brasileña. Akallabeth es uno de los relatos incluidos en el libro "El Silmarillion" de J.R.R. Tolkien. Akallabeth es también el nombre que recibe la tierra de Numenor tras su hundimiento.


ALLFATHER: Esta banda canadiense homenajea a nada menos que Odin con su nombre. "Allfather" o "el padre de todos" es el más frecuente de los muchos títulos que recibe Odin en las sagas nórdicas. Se da la circunstancia de que este epiteto se escribe de forma muy similar tanto en inglés como en islandés, sueco, noruego, danés y alemán.

AMON AMARTH: Todos conocen hoy en día a una de las bandas punteras del death metal mundial. Pero su nombre tiene un origen algo más curioso. Amon Amarth es el nombre en lengua élfica que recibe el Monte del Destino en "El Señor de los Anillos", el monte donde Frodo ha de arrojar el Anillo Unico a la lava.


ANCALAGON: Nombre curioso el que escogió esta banda de pagan metal francesa de culto. Ancalagon es en el libro "El Silmarillion" de J.R.R. Tolkien uno de los dragones más poderosos criados por Morgoth. Es derrotado por Eärendil con la ayuda de las Aguilas, y en su caída destruye la ciudad de Thangorodrim. Entre su prole estará Smaug, el dragón al que Bilbo Bolson se enfrenta en "El Hobbit"

ANGANTYR: También esta banda danesa toma un préstamo de las sagas nórdicas. Angantyr es el padre de Hervor en una de las poesías que forman la saga "Hervarar". Se cree que también pudo ser el apodo de un rey semimítico en la Dinamarca del siglo VIII.


ANGMAR: Haciendo referencia a la banda de origen francés, Angmar es un reino creado por el que luego será Señor de los Nazgûl en "El Señor de los Anillos". Intentó conquistar varios de los reinos humanos que quedaron tras la caida del reino de Arnor, pero la rápida reacción de los Dunedain de Gondor y los elfos de Rivendel acabaron con este reino.

ANNWN: Aunque existen dos bandas con este nombre, aquí se refiere a la de origen galés. Annwn aparece en el Libro de Taliesin, y se supone que es una especie de mundo subterraneo. Otros escritos artúricos lo describen como una isla repleta de magia o como un enclave mágico cercano a Glastonbury, lo que hace sospechar que podría ser una forma de escribir Avalon.


ARALLU: Curioso nombre el de esta banda israeli. En algunos escritos demonológicos, se supone que Arallu es el más fuerte de los demonios caidos y mano derecha de Lucifer. En el Apocalipsis es el demonio que abre las puertas de Jerusalem. Pero para la mitología sumeria, el Arallu es un lugar infernal y es el reino de la muerte y el dolor. Connotaciones similares tiene el Arallu que aparece en los comics de "Conan el Barbaro"

ARGAR: Esta banda española opta por una cultura arqueológica para darse nombre. Argar o El Argar es una cultura que se asentó en el sureste de la Peninsula Ibérica durante el periodo de la Edad del Bronce. Se trató de una de las culturas metalúrgicas más avanzadas del II milenio a.C, y su impacto se dejó notar en toda la Peninsula Ibérica. Sus complejos poblados y sus originales formas cerámicas la han dado carácter propio, desechándose que pudiera tratarse de población micénica, como se especuló en un principio.

ARKONA: En este caso hace referencia a dos bandas, una conocida de origen ruso, y la otra más desconocida de origen polaco. Arkona fue una fortaleza situada en la isla de Rügen, al norte de Alemania. Fue el último emplazamiento de los eslavos en Alemania, logrando aguantar hasta 1168, cuando una invasión danesa cristiana arrasó la isla. Arkona tenía importancia para los eslavos por ser uno de los últimos lugares de culto a las deidades paganas de Svantevith.


ASES: No se refiere a ninguna carta de naipes, no. Esta banda francesa de pagan metal homenajea a la raza de dioses principales de la mitología nórdica, conocidos como los Ases. Son los que habitan Asgard, y entre ellos están Thor, Týr, Baldur, Heimdall, Freya o Loki. La mayoría de ellos perecen en el Ragnarok.

ASHAENA: banda rumana de folk-pagan metal, un tanto desconocidos. Ashaena podría ser una diosa-madre a la que se rindió culto en todo el Mediterraneo oriental, Grecia y los Balcanes hacia el 1500 a.C., en plena Edad del Bronce. Seria una diosa comparable a la Astarte.


ASMODEUS: Existen nada menos que 9 bandas que comparten este nombre, pero la más conocida es la de Austria. Asmodeus o Asmodeo aparece por primera vez en el Libro de Tobit, uno de los libros proféticos del Antiguo Testamento, generalmente como símbolo de la lujuria. En otras leyendas judias no es una criatura maléfica, sino que llega a  ayudar a Salomón a construir el Templo de Jerusalem. También es identificado a veces como amante de Lilith.


ASTARTE: Este es un conocido grupo de black metal griego compuesto solo por chicas. De hecho Astarte es una diosa de origenes inciertos, pero todo parece ser que es la asimilación fenicia de la Inanna sumeria, la Isthar persa y la Astaroth israelí. Como sus alter ego, sus origenes parecen estar en los cultos a la madre naturaleza, con lo que sería un culto primordial. Gracias a la expansión colonial fenicia, su culto conoció muchisima extensión en todo el Mediterraneo, pudiendo haber un templo importante dedicado a ella en Cádiz. Podría ser asimilable a la romana Venus.

AZRAEL: Hay muchos grupos que se refieren a este nombre, pero aquí cuentan el de origen norteamericano y el español. Azrael es una ambigua figura. Se supone que para las tradiciones judia y musulmana es uno de los Angeles de la Muerte, pero no es su sentido aniquilador, sino en el de la Buena Muerte. Los judios a veces le asocian con Satanás, y en el islam es uno de los arcangeles que rodean el torno de Ala en el paraiso. Para los cristianos, sería un arcangel capaz de entender los misterios y vericuetos de la muerte, lo que supone un desafío a Dios. También se escabullía al Infierno en busca de almas que pudieran ser redimidas y ascendidas al Cielo. Aunque nunca se produjo una lucha oficial entre Azrael y Dios según la tradición cristiana, Azrael cumple su misión de auxilio al condenado infernal al margen del orden divino y del orden infernal, de modo que no habita concretamente en ninguno de los dos sitios

Por cierto, si entendéis que aquí debería ir apareciendo alguna que otra banda que me voy comiendo, cada cierto tiempo haré una actualización, así que id pidiéndolas por comentario o por donde creáis oportuno...
lunes, 16 de agosto de 2010

La elegancia del metalero

Ya hace que no voy a conciertos de heavy metal o de alguno de sus generos derivados, pues exactamente desde que ví a Negura Bunget esta primavera en Madrid.
Confieso que no soy muy de conciertos. No suelen ser eventos baratos (de hecho en Madrid son exageradamente caros) y además tampoco abundan las bandas que hagan que me tome la molestia de ir a verles. Prefiero mucho antes irme de festivales, donde puedes verlas por precios algo más razonables (excepto si el festival en cuestión está hecho en España). Pero claro, mi estado de permanente crisis monetaria ha hecho que en toda mi vida haya ido a.... un solo festival, y fue en 2007 en Granada. ¡Pero a cambio fui testigo de la primera actuación de Moonsorrow en España, muajajajaja!
Tan melancólica y enrrollante introducción solo me sirve aparte de para aburrir al personal para plantear el tema del que quería hablar en esta entrada: el comportamiento en los conciertos. A ver, de acuerdo, los metaleros no vamos a la opera cuando vamos a un concierto. No puedes aspirar a que estemos todos calmaditos y tranquilitos como niños buenos, o como se ven los conciertos en Alemania, que no hacen un pogo ni a ostias (nunca mejor dicho).
Pero una cosa es vivir el concierto, como hacemos todos, haciendo headbanging con la cabeza, o dando botes o alzando los brazos gritando "¡Heil Satan!" (cosa que el 99% de nosotros no diríamos conscientemente ni con un chute de coca, confesemoslo) y otra ir y pensar que podemos hacer lo que nos salga de la punta del nabo, cosa que está muy extendida entre los heavis españoles, que son los que conozco. Vayamos enumerando una serie de defectos y cuestiones que he tenido ocasión de observar en los conciertos a los que he ido yendo...
  • El "headbanging": bueno, esta claro que no puede haber concierto de heavy metal o de algún otro género sin "headbanging". Yo no llevo melenas, pero de seguro que de tenerla la menearía gustoso hasta hacerme puzzle las cervicales. Pero hacer "headbanging" no quiere decir que le llenemos la boca de pelos al tío que tengamos detrás o al lado. Bueno, es una cuestión un tanto desagradable, como todo el mundo puede suponerse. Así que cuando estemos en una sala en plan anchoas en lata, creo que lo del "headbanging" habrá que dejarlo, ¿no?
  • El alcohol: personalmente, cuando voy a una sala a escuchar un concierto, voy a ver un concierto. Para beber ya podré ponerme borracho cuando salga, además de que por alguna extraña razón sienta de miedo. Pero ir pedo a un concierto o ponerse pedo en el mismo es una mierda y hay varias razones: para empezar, un concierto es un evento lo suficientemente caro como para que merezca la pena disfrutar del grupo y que a la mañana siguiente puedas acordarte de que tal tocaron. Me parece una gilipollez gastarse 25 o 30 euripides en un concierto y que al día siguiente solo puedas recordar la ostia que te diste contra una columna, por no decir que corres el riesgo de que alguien de la sala te pesque y acabes con tu culo en la calle. Aparte, un borracho es un peligro para si mismo y para los demás, ya que no tiene ni idea de lo que está haciendo. Por tanto, está muy bien tomarse algo mientras ves a tu grupo, pero emborracharse no mola demasiado (aunque confieso que hay grupos que inducen a beber...). Así también acabaremos con una de las más molestas especies de tiparraco en los conciertos: el heavi borracho, que generalmente acaba pasado hasta el fondo de la sala a empujones muy poco educados.
  • El catedrático: hay una curiosa tendencia por parte de ciertos heavis a convertirse en enciclopedias andantes del grupo que está tocando en ese momento, pero lo más curioso es que también lo son del telonero, y de la banda donde estuvo antes el guitarrista del grupo principal, y... Bueno, esta bien que estemos bastante enteradillos de lo que vamos a ver, y no pasa nada porque sepamos hasta de la talla de calzoncillos del batería. Pero sin duda que el resto de la concurrencia nos agradecerá enormemente que nos guardemos este vasto conocimiento para nosotros y nos dediquemos mejor a disfrutar de su arte en directo. Este agradecimiento se multiplicará en especial cuando este individuo se calle y no te suelte una conferencia sin conocerte de nada. Suele ser contraproducente por no decir que puede provocar peores reacciones que un borracho.
  • La atmosfera: lo siento, sé que algunos no creereís así, pero mi experiencia me lo ha demostrado: ir a ver a Iron Maiden no es ir a ver a Dream Theater, ni ir a ver a Negura Bunget. Cada uno de estos grupos es muy posible que despierte un tipo de reacción distinta en su público. Así que queda tan tonto ponerse a hacer un pogo con Dream Theater como quedarse de pie sin mover ni un dedo con Finntroll. Si el grupo que está en ese momento no es de nuestro gusto, lo mejor es retirarse y no molestar con comentarios estúpidos o actitudes impropias a aquellos que quieren ver el concierto. Tan malo es quedarse parado viendo un concierto de Gorgoroth (donde cualquiera sabe que van a caer ostias) como montar un pogo viendo a Symphony X. Así no sucederá como lo que me pasó a mi viendo a Negura Bunget, en donde en las partes más atmosféricas unos memos no tuvieron mejor idea que ponerse de cachondeo, rompiendo todo el ambiente.
  • Los irreductibles: existe una creencia extendida de que para disfrutar de los conciertos más y mejor que nadie hay que estar oliéndole el paquete al músico. Esto genera una pequeña pero intensa molestia, en especial en festivales o conciertos con carteles nutridos: los "freaks" e histéricos del grupo cabeza de cartel (por lógica el que más gente llevará al evento) formarán su barricada en las primeras filas desde cuatro o cinco horas antes de que este grupo salga a escena, dando como resultado escenas un tanto surrealistas. Por ejemplo, que impidan a los fans de las bandas previas que se acerquen a disfrutar del concierto; luego, que se vean obligados a tragarse conciertos de bandas que ni les molan, con la consiguiente cara de aburrimiento que ponen y el efecto desmoralizador que tiene en el músico que vé dichos jetos desde el escenario. Y en festivales, también significa multiplicar las posibilidades de que te pase algo, desde golpes de calor a desfallecimientos físicos, con lo que te jode el ansiado concierto y de paso se lo jodes a tus colegas. Además, no se es menos fan de ningún grupo por ver a este desde la octava o novena fila, por lo que también recomendaría estar quietos a esos tontolhabas que no hacen más que empujar y meter codo para llegar hasta primera fila (misión imposible en el 99% de las veces) jorobando el concierto al prójimo y de paso amargandoselo él/ella sólito/a.
  • El amor: ¡ay, que bonito es el amor! Si quien más quien menos todos hemos intentando ligar con alguna baladita de Aerosmith, o Scorpions (y los muy heavis, hasta con baladas de Hammerfall, como servidor de ustedes... :$). Pues bien, aun con mis deseos de felicidad, amor y buen sexo para todo el mundo, estarán conmigo en que un concierto no es el lugar apropiado para demostrar nuestros sentimientos más intensos por nuestra parejita. No es cuestión de falso puritanismo, sino que como todo en este mundo, hay otros sitios para estas cuestiones. Y desde luego, no es la mejor ocasión mientras Blind Guardian está tocando el "Imaginations From The Other Side", como he llegado a ver...
  • "La banda de mis amigos": si, todos lo hemos hecho. Todos tenemos unos colegas que tienen una banda, y cuando tocan en directo es ocasión para ir a vacilarles y ponerles nerviosos. Esto esta genial, el cachondeo... Pero tendemos a olvidar que lo más seguro es que nuestros colegas compartan cartel con otras bandas, y estas ni tienen que aguantar nuestro cachondeo, ni tienen que aguantar que estemos metiendo berridos en medio de su actuación que no vienen a cuento. Así que conviene respetar la actuación de todo el mundo, y si no nos interesan el resto de las bandas, nos retiramos discretamente al fondo de la sala a charlar y bromear con nuestros colegas y dejamos a la banda y a los seguidores y colegas de esa banda disfrutar del concierto tranquilos.
  • Los pogos: hay conciertos que te lo piden, no cabe duda. A mi personalmente no me gustan, pero porque soy muy delgadito, y si me meto en uno acabo de una ostia en La Coruña, y como que paso de ello, pero bueno, ha habido veces que me han entrado ganas como a cualquiera. Y no me parecen mal. Pero eso sí, el pogo hay que saber hacerlo en muchos sentidos. Para empezar, hacer un pogo con Dream Theater o Blind Guardian es un poco estúpido, pero con Impaled Nazarene o Sepultura es casi obligación, así que escojamos los momentos. Luego, un pogo es una "danza" en que unos pavos que no se conocen de nada se dan ostiones pero de buen rollo, no perdamos esto de vista. Por tanto, si tienes ganas de pendencia o vas cocido, mejor que no te metas en los pogos porque puedes acabar mal, o bien a cuenta de los demás pogueadores o bien por la organización de la sala. Y por último, el que se mete en un pogo es porque quiere, y el que no es que no quiere. Así que limítate a hacer tu propio pogo con quien quiera pogos y no metas a alguien que no quiere pogos en el fregado.
En definitiva: un concierto es un evento que no vemos todos los putos días, y más cuando hablamos de artistas que vienen cada dos o tres años, sino cada más tiempo. Por tanto, hay que procurar pasárselo de putisima madre, pero sin que ello signifique joder la marrana a los que están alrededor. Si todos tenemos en cuenta simplemente que no estamos solos en la sala y que a lo que a nosotros nos divierte al resto le puede molestar, estaremos todos genial. Y no, no estoy diciendo con esto que nos estemos quietos como estatuas. Un concierto de metal es para vivirlo, pero para que lo vivamos todos, no solo la mitad del auditorio. Simplemente un poco de elegancia, que aunque vayamos de cuero, con melenas y pinchos también podemos ser unas personas muy elegantes dentro de nuestro estilo.
Pues eso, simplemente respeto.
viernes, 6 de agosto de 2010

Novedades 2010 (X)

NYDVIND - "Sworn to the Elders" (Trollzorn)


Siete años les ha costado a los franceses Nydvind la edición de su segundo larga duración, este "Sworn to the Elders". Pero en este caso, la espera al menos ha merecido la pena. El cuarteto presenta un disco bastante completo, sin grandes pretensiones ni excesivas florituras, pero bien elaborado de principio al final. Un total de ocho canciones completan el album, en su mayoría largas. La música de Nydvind es claramente deudora de Primordial: o sea, un black metal de corte muy pagano, no excesivamente rápido (de hecho, los blast-beat son más bien escasos), con un magistral alternancia entre voces guturales y voces limpias, aunque predominando estas últimas, y con abundancia de paisajes ambientales donde la guitarra acústica se hace con la melodía principal de la canción.
En cuanto a las canciones de este disco, hay muchas que muy bien podrían salir en un disco de Bran Barr, de hecho se parecen mucho a estos, solo que sin tanta flauta y gaita por medio, y es algo que se entiende muy bien cuando vemos que dos de los miembros de Bran Barr lo son también de Nydvind. Pues la cosa es que el paganismo y la naturaleza son los protagonistas del disco. De hecho no puedes evitar la sensación de que la música fluye con muchisima naturalidad, sobre todo cuando tienes canciones muy largas, como la propia "Sworn to the Elders", en que las melodías crean un hilo propio que te engancha y te hace desear más y más música. Esta naturalidad a la hora de afluir la música le da un aire muy ancestral y pagano. Sin duda Nydvind es una de las bandas que mejor saben plasmar musicalmente el paganismo y lo ambiental, que no siempre deben ser unas inmensas bases de teclado y de instrumentos folkies.
La producción del disco es muy buena, logran que quede muy limpia y clara, lo justo y necesario para que no suene raro ni mal hecho. Es simplemente la producción que debía tener este disco.
En resumen, muy buen regreso de Nydvind, sobre todo después de un primer disco más orientado al doom y que pasó muy desapercibido. Estaría bien que regresaran a nuestro país a presentar sus temas en directo. Pero mientras, nos quedaremos con este buen trabajo.


KATHAARSYS - "Intuition" (Silent Tree)


Inclasificable disco el que nos trae de nuevas los gallegos Kathaarsys. No puedes evitar un grueso "¿Que cojones...?" o WTF cuando empiezas a oirlo. Más que nada porque lo primero que oiras de este "Intuition" es jazz, un bonito pasaje de jazz.
Pues si, disco de fusión. Kathaarsys siempre han apostado por innovar y fusionar en su música, pero esta vez van más lejos que nunca, al unir en una misma melodía death metal, ribetes progresivos, jazz y algún que otro ramalazo de black metal. Adiós a los pasajes enrevesados del "Verses in Vain" y a esas canciones de 20 minutos. No, ahora tenemos pistas muy cortas, de apenas dos o tres minutos, en que van pasando inopinadamente entre el jazz con guitarras acústicas, bajo y batería muy sutil a autenticas piradas de pinza con blast-beat sucisimos, guitarras con riffs imposibles y bajos llevando la melodía de la canción, acercándose mucho a otras bandas raras y muy experimentales, como Atheist, Disillusion o Cynic. Oír para creer.
La producción del disco es tan rara como el propio disco. A veces parece que te suena bien y otras parece que suena muy sucio. En todo caso, parece una producción muy natural, casi tomado en sonido ambiente, sobre todo las baterías, donde más se nota.
En definitiva, complicado disco de Kathaarsys, una pirada de pinza en toda regla. Lo que me habían dicho de él es que no merecía nada. Personalmente me ha parecido una genialidad... pero para gustos colores. Mejor que lo decidas por ti mismo, este es uno de esos discos que no van a poner de acuerdo a nadie.


GALAR - "Till Alle Heimsens Endar" (Dark Essence)


Segundo LP de los noruegos Galar, una banda que hasta ahora permanecía más bien desconocida para casi todos los aficionados al género.
Galar, en este segundo álbum, no ofrece grandes cambios ni sobresaltos, sino que hacen lo que mejor saben hacer: un black metal de inequívoco sabor vikingo y con muchos retazos folk a lo largo del disco. Podríamos relacionarlo remotamente con Enslaved y Windir, pero la verdad es que  musicalmente son un híbrido raro. Los nueve temas del disco son potentes y contundentes, una alternancia de pasajes instrumentales, blast beat furiosos, algunos interludios acusticos y melodías de violin también muy contadas. La verdad es que el disco no ofrece demasiada novedad, salvo la curiosa alternancia de voces limpias y voces guturales, que a ratos ofrecen un buen contrapunto. Algo previsible, pero al menos resulta entretenida su escucha.
Sobre la producción, no hay demasiado que decir. Correcta, pero poco más. La baterías suenan algo bajas para mi gusto, sobre una guitarra pelin estridente y unas voces un tanto desconcertantes. Las partes folk son francamente mejorables tanto a nivel compositivo como a nivel instrumental, pero no suenan del todo mal, hay que reconocerselo.
Resumiendo... ¿veis que reseña más corta? Pues la de un disco que no aporta nada nuevo, pero que se deja oir. Con muy pocas pretensiones o ninguna se ha logrado un disco audible. Nunca va a estar en la historia del black metal, pero es un buen disco si os consideráis poco exigentes o poco innovadores con respecto al metal extremo.
jueves, 5 de agosto de 2010

El black metal patrio (IX): Northland


Northland son una de las más jovenes y contundentes promesas del metal extremo español. La banda nace en 2004 en Barcelona. La banda nace por la iniciativa de Pau Murillo, guitarrista y vocalista de la banda, que pretende crear música influenciada por el death metal melódico y el viking metal. Tras pasar diversos avatares por otras bandas, acaba entrando en una nueva banda donde podrá desarrollar su música con libertad. Aunque esta primera banda se disuelve, Pau no tardará en volver a la carga con antiguos compañeros suyos. Así cogera a Cristian a la batería, Sergi a la guitarras y Jonathan a los teclados. La apuesta vikinga y folk se refuerza con la entrada posterior de Guzman al violín. También por entonces encontraran a su bajista, Eric. Antes de empezarse a dar a conocer en concierto, Cristian debió abandonar el grupo, siendo reemplazado por Dani, su actual batería.
Con esta primera formación el grupo comenzó a dar sus primeros bolillos, incluyendose su actuación en el Kanya de Barcelona y en otros festivales españoles. De estas primeras experiencias saldría la grabación de su primera demo, "Freezing Sadness", en el año 2007. En 2008 volverían a publicar la misma demo con dos temas nuevos.
Mientras, la banda cambió a casi todos sus miembros: Guzman, Sergi, Jonathan y Eric abandonaron la banda, teniendo Pau que recomponerla practicamente desde cero solo con el batería Dani. Así entrarían Alex Fernandez a la guitarra, Yolanda Gago al bajo, Pau Vazquez al violín y Pol Lemaire a los teclados. Esta es su actual formación, la que vivió el despegue como banda de Northland.
En efecto, algo debía de tener la demo esta que de la noche a la mañana el grupo multiplico su presencia en los escenarios, especialmente en los escenarios internacionales, habiendo participado en festivales como el Northern Lights austriaco en 2009 (junto a bandas como Manegarm o Finsterforst) o el Black Troll festival de este año, donde también compareció Arkona o Wolfchant. Además el grupo ha estado muy activo en los escenarios barceloneses y actualmente prepara sendos festivales en Alemania y Rumania. Su primer LP (que pronto aparecerá criticado en este blog) ha sido editado por el conocido sello Black Bards Entertaintments.
Personalmente, desde que le oí quede muy convencido de que esta es una de las bandas más prometedoras en lo que a folk y viking metal se refiere en España, y mal no lo deben de estar haciendo cuando han sido llamados desde fuera de nuestras fronteras y les hacen compartir escenario con peces gordos del genero como Manegarm, Finsterforst, Arkona, Wolfchant, Norther o XIV Dark Centuries. Sin duda banda a seguir, y desde Pagan Dreams, no quepa duda que les seguiré.

Followers

PD en Last.fm

Leave your comment!

Althing