martes, 26 de mayo de 2009

Bal-Sagoth + The Ransack + Thee Orakle (23-05-2009)



Bandas
: Bal Sagoth (UK) + The Ransack (Pt) + Thee Orakle (Pt)
Día: 23 de Mayo de 2009
Lugar: C.C. Stop - Porto (Portugal)
Precio: 12 € anticipada / 15 € taquilla

Also in English here

Aún con pitido en los oídos luego de 1 día del concierto en Oporto y con cansancio considerable empiezo a escribir esta crónica, primera colaboración en Pagan Dreams. Y la verdad es que me temo que pueda durar algunos días más a mi pesar, aunque la experiencia valió la pena, no todos los días se ven a los genios extraños y curiosos que se esconden tras esa mística banda llamada Bal-Sagoth.

A las 7 de la tarde nos encaminamos hacia Oporto desde Vigo, un lugar al que compensa ir debido a que la distancia desde la frontera de Galicia no es mucha y los conciertos de rock o metal en el país vecino son mucho más numerosos que por esta esquina septentrional de la península.

Hora y media después de pillar el coche llegamos a cerca de Campanha, la estación de trenes de Oporto y buscamos la sala. Entre tanto, siempre hay tiempo para algo completamente necesario una vez que llegas a esta ciudad portuguesa: una francesinha!
Y no, no es que nos fueramos de ligoteo por ningún barrio internacional, las francesinhas son una comida típica de Oporto, que es imperdonable no probar si alguna vez os pasais por allí.

El barrio daba ciertamente algo de mala espina. Olía como a viejo o polvo, las calles no estaban demasiado limpias, y parecía un poco un barrio fantasma. No tenía pinta de que hubiese algún pub o discoteca por allí para conciertos.
Un poco desorientados, pero ciertos de que era allí donde debía ser el concierto, nos damos cuenta de que CC Stop tenía que significar Centro Comercial Stop, unas galerías que parecían bastante desiertas, acorde con el arrabal.


Nada más entrar nos encontramos de frente con los miembros de Bal Sagoth, unos cachimanes de cuidado que nos corroboran que sí, que en aquel desierto paraje se celebraba el concierto. Era un lugar extraño, así que nos decidimos a curiosear, ya que parecía un centro comercial extraño al tener una sala de conciertos, tiendas de música y locales de ensayo que se oían desde la calle. La verdad es que por dentro daba algo de miedo, el olor a polvo y abandonado era fuerte y llegamos a un punto en el que entre locales cerrados con escombros dentro, polvo y escaleras mecánicas paradas nos encontrábamos solos al más puro estilo de una de Romero.


El caso es que en nada dieron las 10 locales y avistamos a unos cuantos greñudos en negro a la puerta de una... habitación?
Sí, ahí era: un habitáculo de proporciones no demasiado grandes, cuadrado y con paredes pintadas de negro. Un escenario un tanto cutre levantado 20 centímetros del suelo, un mínimo stand en el que había material de las 2 bandas locales y solamente camisetas de Bal Sagoth (porqué no pusieron los cds?) y una barra en la que la única bebida era Sagres (afuera había máquina).

Tras una breve espera y con puntualidad, los locales Thee Orakle comenzaron con unos acordes de guitarra acústica que recordaban a alguna melodía de los grandes Moonspell para de repente irrumpir con una intensidad increíble con el resto de intrumentos.
Teníamos ciertas dudas cuando ojeamos el escenario sobre si saldríamos de allí con nuestras facultades auditivas intactas, pero al oír a Thee Orakle con esa intensidad, un volumen ciertamente alto pero no punzante, sentimos un pequeño alivio. Y más viendo el número de personas que estaban tocando, nada menos que 7 y que todos los intrumentos se percibían perfectamente sin dañar nuestros tímpanos. Tantos eran que tuvieron que dejar a Pedro, el gigante cantante un escalón por debajo para que los demás cogiesen bien.
La propuesta musical de los portugueses era de un gothic doom con teclados cuasi-omnipresentes, que proporcionaban a su música de un halo muy épico e intenso. Riffs pegadizos que podrían recordar a los antiguos grupos de los 90 de gothic-doom, hechos con buen gusto y buenos cambios de ritmo. Las melodías por veces recordaban a Moonspell, en ese toque por veces medio arábico-medio malvado, pero muchas otras a los primeros After Forever o Draconian, incluso a Crematory en sus primeros álbumes.
Alguien me dijo: "parecen Theater of Tragedy versioneados por After Forever". No me parece un mal acercamiento para tener una idea de su música.

Podría apostar a que la chica es una gran amante del trabajo de Floor Jansen y el cantante masculino alternaba voz más propia de black metal con algunos detalles en voz clara.
Desde luego, todo un descubrimiento estos Thee Orakle y además con un sonido prácticamente perfecto.


Poco después, los The Ransack montaban el escenario, mientras que nosotros jugábamos a adivinar qué estilo harían. Desde luego Doomers no parecían...
Todo quedó más claro cuando, después de una intro descargaron su potente Death Metal. Con una buena puesta en escena y un público más entregado, en parte porque los 7 del anterior grupo se nos pusieron delante y empezaron con el pogo, el concierto de estes otros portugueses pareció ser del agrado de la sala. Digo de la sala, porque tanto para un servidor como para mis compañeros fué suficientemente cargante. Su música no tenía demasiada originalidad, riffs mañidos de death metal, con partes de blastbeats que saturaban mucho debido a un sonido tal vez demasiado alto y alguna parte a medio tiempo con la que headbangear, pero nada del otro mundo.


La primera canción parecía que se dirigía más por los derroteros del Death melódico tan popular en los últimos años, pero las siguientes canciones eran pura tralla que podían recordar a Hate Eternal o grupos del estilo. La verdad es que no tenía ni idea de este grupo, pero parece que estaban presentando su 2º album "Vortex" y nos dimos cuenta de que era posible que tuviera cierta popularidad debido a que llevan ya en el underground portugués 8 años.
Estaba oyendo ahora mismo su myspace y no me están pareciendo tan brutales como en directo, así que no creo que pueda ser totalmente objetivo con sólo ese concierto. Lo que está claro es que la audiencia disfrutó con ellos y su propuesta más que nosotros.
Un detalle con el que nos reímos bastante fué con el técnico de sonido, que daba más vueltas que un pato mareado por todo el recinto para ver si el grupo estaba sonando bien. A lo largo de una canción pasaba por nuestro lado, se ponía delante, detrás, derecha o izquierda como 5 veces. Estaba preocupado el hombre... con razón...

Una vez que The Ransack acabaron, sin bises ni nada, y con puntualidad británica, a las 00:00 h. portuguesas empezaban Bal Sagoth.
Con una intro que no habíamos oído en ningún album, tal vez creada especialmente para conciertos, Bal Sagoth caminaron como pudieron entre el público que ya se empezaba a agolpar en las primeras filas hasta el escenario. Así subieron los miembros con una franja a modo de antifaz que se borró casi completamente antes de acabar Atlantis Ascendant, la primera canción de su set. Lord Byron se enfundó en un traje con capucha que no se quitó en todo el show y con otra "venda" de color azul.
Estábamos a escasos centímetros de Chris Maudling y me temo que eso hizo que nuestra percepción del sonido fuera mala, muy mala. Pero dudo que fuese mucho mejor si estuviéramos un poco más atrás juzgando algunos ceños fruncidos por el personal.
Llevo con pitido de oído desde hace 1 día y aún no creo que me pase en breve. No entiendo cómo puede ser que el grupo más rookie y más numeroso del concierto haya podido ser el que mejor hubiera sonado y con diferencia.
Bal Sagoth ha ido desgranando un setlist completo que tocaba temas de todos sus discos, y por veces parecía que el sonido se arreglaba algo, pero una guitarra excesivamente estridente y unos platos que me duelen los oídos de pensar en ellos hacían que el sonido fuese bastante caótico. Los teclados, parte fundamental del sonido épico de la banda británica estaban ya no en segundo, a veces en tercer o cuarto plano. Creo que era algo realmente complicado saber cómo sonaban determinadas canciones si uno no se las sabía de antemano e incluso así era tarea complicada.
Ah donde estaba aquel técnico perfeccionista de los The Ransack!
El que llevaban Bal Sagoth era uno que estuvo previamente en los conciertos que Skyclad dió por Galicia hace cosa de 1 año, no sé si los grupos británicos tienen a uno especialmente contratado para esta zona... pero la verdad es que el hombre no dió pié con bola con Bal Sagoth.



Lord Byron es un frontman cuanto menos curioso. No es que sudara mucho durante el concierto, ni tan siquiera hacía gestos de amago de headbanging, simplemente se limitaba a recitar y cantar con la ayuda de su "voice pitch effect machine" y creemos que a poner caras extrañas (no lo veíamos por la capucha) porque la gente que estaba enfrente de él por veces se reían. También era un poco rimbombante su forma de anunciar las canciones, pero supongo que será cosa de estar metido en el papel.. "indeeeeeed my mighty friends from Portugaaal.."


Otra vez con rigurosa puntualidad, sin muchas pausas, dieron 1 hora y media de concierto casi exacta y se retiraron. Aunque parte del público pidió algún bis, dijeron que ese era el setlist y ya no había más, pero alabaron y agradecieron la actitud del público portugués, que a pesar de asistir a un concierto regulero, se hizo notar como es normal por esas latitudes.

Una vez acabado el concierto pudimos comprobar como el hermano guitarrista, estaba bastante enfadado con todo el concierto, y ver a un tipo de 2 metros de alto por 1 de ancho cabreado os aseguro que dá impresión. A mí me recordaba al Enterrador, el luchador de la WWF.
Hablando con él, lo primero que nos dijo antes de preguntarle nada fué algo así como: "estoy jodidamente cabreado con el sonido, no podía oír una jodida mierda, Bal Sagoth vamos a volver a Portugal y vamos a repetir otra vez este jodido concierto en una sala mejor" (mientras que decía esto, creo que mis amigos y yo visualizábamos a Bud Spencer en el anuncio ese del banco y nos temíamos que pasara algo XD).
La verdad es que algo sí que se notaba que no se debían oír, porque hubo algún que otro fallo de descoordinación e incluso tuvieron que repetir una canción cuando llevaban como 10 segundos.

A pesar de la mala leche que desbordaba, pareció calmarse y sorprenderse al decirle que habíamos viajado desde España para verlos. Un tipo amable sin duda al igual que los otros del grupo que estuvieron hablando y sacandose fotos todo el tiempo con los fans.
El único que se quedó en esa especie de camerino todo el tiempo fue el cantante, ya desprovisto de su atuendo y capucha, pero con una visera que debe ser su complemento preferido. Una pena porque hubiera sido interesante saber un poco más de él.
Al menos ahora ya sabemos gracias a los otros que sí habrá un próximo album de Bal Sagoth (parece que la discografía de Bal Sagoth estaba pensada para ser una hexalogía). En palabras de Chris el problema es que no quieren repetirse, ni adaptarse "a ninguna moda", ni hacer nada que esté por debajo de los anteriores albumes y que eso les es muy complicado. Así que amantes de Bal Sagoth, podemos estar tranquilos, aunque parece que aún vá para largo.




La opinión general no es muy buena, la complicada y original música de Bal Sagoth no brilló como nos hubiera gustado. Es cierto que llevar a directo su mundo es difícil, sólo un teclado no da la sensación intensa y ampulosa del CD y mucho menos si su volumen está por debajo de todos los demás instrumentos, y las intrincadas melodías de guitarra deslucían por un sonido saturante. Hay que decir que el tipo es un hacha, no paraba de mover la mano de arriba a abajo, y también descubrí porqué cuando intentaba tocar en casa alguna partitura de Bal Sagoth no era lo mismo: 7 cuerdas!

Otra vez será.

----

Por mi parte solo queda agradecerle a Enlil el esfuerzo de haber hecho esta crónica en dos idiomas, en inglés para su propio blog  y en castellano para este (cuando ironicamente el idioma que más emplea es el gallego, XD). Un gran saludo para él y espero devolverle pronto el favor... para Ensiferum , por ejemplo...

2 comentarios:

Enlil dijo...

Jeje no hay de qué!
Lo único que ha sido un poco rápido y estes días ando algo liado.. ya ví que repetí por ahí un par de veces "extraño" en pocas líneas y algo más, pero espero que haya sido una crónica entretenida de leer :)

Ah por cierto, no hace falta que me devuelvas ningún favor! cuando tenga algún concierto más del estilo o relacionado con el pagan o folk metal ya me tienes aquí. De momento sólo veo el Alternavigo cerca, eses Amon Amarth... pero cuando toque algo más, mis fotos y comentarios estarán también en Pagan Dreams ;)

Enlil dijo...

Por cierto, Ensiferum!!!
Ahí es ná! :D

Followers

PD en Last.fm

Leave your comment!

Althing